Mi gato ve fantasmas


Gemma Herrero Virto

Rahu, el gato que acaricia fantasmas Rahu, el gato que acaricia fantasmas

Los que hayáis leído mi novela Ojo de gato, recordaréis a Rahu, el gato que acompaña a la protagonista y que percibe la presencia de espíritus. Lo que quizá no sepáis es que, tiempo después de terminar la novela, adoptamos un gatillo negro y le pusimos Rahu de nombre.

Este gato fue repudiado por su madre, una gata callejera que vivía en unas escuelas abandonadas, cuando apenas tenía un mes de edad. Como no le daban de comer después de varias noches llorando, decidió buscarse la vida, cruzando para ello cuatro carriles de carretera hacia una acera por la que pasaba más gente. Allí estuvo llorando varias horas, sin que nadie le ayudase más que arrojándole un mendrugillo de pan que el pobre no tenía dientes para comerse, hasta que pasó una chica de una asociación de ayuda a los animales (ASAAM Vizcaya), que…

Ver la entrada original 443 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s